Solen Rouillard: “La Alianza es un puente entre las dos culturas”

Solen Rouillard, Directrice Culturelle de l'Alliance Française de Buenos Aires

Solen Rouillard, Directora Cultural de la Alianza Francesa de Buenos Aires.

La primera sede de la Alianza Francesa fue creada en París en 1883. Hoy, es una de las instituciones de enseñanza de la lengua y de la cultura francesas más emblemáticas e icónicas en el mundo. El continente con más presencia es América Latina con 160 mil alumnos, de los cuales 14.727 representan a las 53 Alianzas de Argentina, distribuidas en Buenos Aires y en el interior del país.
Con 122 años en el país, la Alianza Francesa de Buenos Aires se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes de la ciudad. Para conocer más sobre esta institución, su rol en Argentina y sus actividades culturales, Che Monsieur fue al encuentro de Solen Rouillard, Directora Cultural de la institución, que además, cuenta con una larga trayectoria en relaciones internacionales, cultura, proyectos de solidaridad internacional y una gran curiosidad por América Latina.

¿Cuál es el objetivo de la Alianza? La Alianza es el puente entre dos culturas, en este caso, entre Francia y Argentina, y más lejos aún, entre la francofonía y Argentina. Por ejemplo, colaboramos también con los países africanos, árabes y asiáticos, y también a nivel europeo con EUNIC (Cluster de los centros culturales europeos presentes en Buenos Aires), ya que uno de los principales acentos está en mostrar la diversidad cultural, más allá de Francia.

¿Cómo es el funcionamiento? ¿Es independiente? Muchas veces la gente suele pensar que la Alianza es el centro cultural de la Embajada, esto no es así. Algunos directores sí dependen de Francia pero la estructura jurídica es local y autónoma, ya que cada Alianza es una asociación civil de derecho local y cada una tiene su propio Consejo de administración compuesto por argentinos o franco-argentinos, en el caso del de la Alianza de Buenos Aires. Eso no impide un trabajo cultural y educativo común y armonizado con la Embajada de Francia.
En París, se encuentra la Fundación Alianza Francesa, que es donde se coordina el conjunto de Alianzas Francesas, y en el caso de querer habilitar una Alianza Francesa, la Fundación imparte los criterios a nivel educativo, cultural y de gestión que permiten convertirse en “Alianza Francesa”.

Son un referente cultural de importancia en la ciudad, ¿qué criterios utilizan con respecto a las actividades? Tenemos tres ejes importantes: “Cine”, “Debates y Encuentros” y “Artes visuales”. Como tenemos un auditorio, una galería de arte y una mediateca, esto nos posibilita abrir el espectro. Este año, vamos a poner el acento sobre el cine realizando avant-premières de películas que van a estrenarse luego en las salas del país, ya que hemos equipado la sala con un proyector profesional DCP que es el que se usa en los cines comerciales (y cuya adquisición fue posible gracias a los subsidios del Centre National du Cinéma et de l’Image Animée y del Ministère des Affaires Etrangères), estamos en condiciones de proyectar con la mejor calidad de imagen y sonido, lo que nos da acceso a films más recientes. También logramos asociarnos a distribuidores locales y a festivales de cine importantes, ya que contamos con la sala registrada en el INCAA.

Solen Rouillard, Directrice Culturelle de l'Alliance Française de Buenos Aires

Solen Rouillard, Directora Cultural de la Alianza Francesa de Buenos Aires.

Este año, vamos a poner el acento sobre el cine realizando avant-premières de películas que van a estrenarse luego en las salas del país, ya que hemos equipado la sala con un proyector profesional DCP que es el que se usa en los cines comerciales…

Dentro de las actividades que tienen, algunas exceden a Francia como el Festival de cine LatinarabSí, es un buen ejemplo ese Festival. Queremos demostrar que en Francia también hay multiculturalidad. Francia hoy es el primer socio del cine árabe, por ejemplo. Después de la primera edición, surgió la idea, en acuerdo con el Festival, de destacar un país que sea de la francofonía; en la segunda edición fue el Líbano, el año pasado fue Marruecos y al próximo tendrán que venir porque no les develaré la sorpresa de este año… Hay que tener en cuenta que el público que viene a este tipo de actividades es diferente del público habitual, es un público particularmente interesado por la temática y muy exigente.

Eso les permite abrirse, como decías, “llegar a nuevos públicos”… Sí, de esta manera demostramos que somos un centro cultural diferente, lo cual también nos permite atraer nuevos públicos para los cursos de francés o para el resto de las actividades culturales. Además, es interesante porque este tipo de eventos, que a veces están por fuera de la agenda normal, nos permite colaborar con otras instituciones como la Usina del Arte, la Asociación Centro Histórico – Teatro Colón, que programa las proyecciones sobre la pantalla gigante al aire libre en la Plaza República del Vaticano, el BAFICI, además de la fuerte colaboración que tenemos con el Institut Français de Argentina / Embajada de Francia, socio natural de la Alianza.

Antes de venir a Argentina estuviste en la Alianza Francesa de México, ¿cómo fue adaptarte a Argentina? Mi marido y mi hijo son mexicanos, eso cobra mucha importancia en mi vida. Estoy atada a esa cultura, ellos son muy cálidos, muy festivos. En Argentina tengo la impresión de estar entre América Latina y Europa, sobre todo aquí en Buenos Aires, ya que el resto del país es muy diferente. Al llegar sabía que me encontraba al sur de América Latina, pero no tuve esa sensación. Al principio ese sentimiento latino me faltaba en comparación con México que tiene una identidad muy fuerte en relación a su pasado precolombino. Me llevó tiempo sentir la identidad argentina al nivel de la latinidad, pienso que su identidad está en otras cosas. Son culturas muy distintas. Después de tres años viviendo en Buenos Aires, puedo decir que me siento muy bien acá, que encontré un lugar muy acogedor y sobre todo una afición por la cultura francesa que no he visto en otras partes.

Los íconos del pasado francés siguen siendo muy fuertes, ¿cómo tratan de dar a conocer la escena contemporánea francesa que muchas veces se ve opacada? Si, el público muchas veces se queda en la grande époque de Francia, por ejemplo, con las canciones de Edith Piaf, el cine de la Nouvelle Vague… Nuestro objetivo y nuestra misión también es mostrar la creación cultural y artística actual, qué es lo que se hace en Francia actualmente y no quedarnos simplemente en el pasado. De hecho, en este momento los apoyos económicos están destinados a promover a los artistas nuevos, más que a los ya consagrados. Otro punto importante, es que nuestra intención también es mostrar los proyectos que hay aquí. Ahora, por ejemplo, me tengo que reunir con un colectivo de directores de cine independiente argentinos con los cuales queremos colaborar. Ese es nuestro papel también, como decía anteriormente, ser un puente entre las dos culturas, no sólo de la cultura francesa.

Nuestro objetivo y nuestra misión también es mostrar la creación cultural y artística actual, qué es lo que se hace en Francia actualmente y no quedarnos simplemente en el pasado. De hecho, en este momento los apoyos económicos están destinados a promover a los artistas nuevos más que a los ya consagrados.

Además de la sede central en Av. Córdoba, existen 3 centros más en Capital Federal, ¿cómo es el trabajo en conjunto? En la sede central se encuentran la mayoría de las actividades culturales, luego tenemos las sedes de Palermo, Belgrano y Flores. Lo que intentamos es que cada centro desarrolle su identidad, por ejemplo, el centro de Palermo está especializado en todo lo que es dibujo de prensa y caricatura, el centro de Belgrano en arte contemporáneo y el centro de Flores comenzó a desarrollar este año el área de cine y así, con cada uno de ellos, pero por supuesto abrimos nuestros espacios a todas las artes en la medida de nuestra posibilidades.

¿Y con las Alianzas que hay en el interior del país? En provincia es muy distinto, en general una misma persona es responsable de todo. Acá somos bastantes, aunque seamos una estructura pequeña, tenemos un servicio cultural, uno pedagógico, uno de comunicación y trabajamos mucho en red, compartiendo. Por ejemplo, ahora tenemos en nuestra sede la exposición sobre Plantú y en mayo va a estar en Mendoza, en junio en Córdoba, y después en Rosario y la provincia de Buenos Aires. Trabajamos mucho con esas ciudades donde tenemos partenaires locales con los cuales organizamos actividades culturales. Después, hay muchas pequeñas Alianzas con sólo un profesor. Ahí es más difícil hacer actividades culturales, pero igual se organizan cosas a su nivel, con pequeños cines o artistas locales.

¿Creés que en estos últimos años hubo un crecimiento del público que viene a la Alianza? Sí, desde hace varios años el público está aumentando. El año pasado tuvimos 43 mil visitantes en el conjunto de nuestras actividades en Buenos Aires. Es un público bastante ecléctico, creo que esto se debe a que todas nuestras actividades son presentadas en español o subtituladas, o sea que no es un público necesariamente francófono, pero sí francófilo. Además, el 80 por ciento de nuestras actividades son gratuitas, ya que tenemos una misión de difusión cultural y de acceso a la cultura para todos.

Entrée de l'Alliance Française de Buenos Aires.

Entrada de la Alianza Francesa de Av. Cordoba.

Y con respecto a los alumnos, ¿cuáles creés que son sus motivaciones para aprender francés? La mayoría de los alumnos viene a aprender francés por placer, más que por necesidad, antes de hacer un viaje turístico o antes de ir a estudiar a un país francófono; por ejemplo, tenemos jubilados que lo hacen por placer, o trabajadores que lo hacen más bien por un lazo de convivialidad. Lo que hemos constatado es que a veces nuestros alumnos quizás no disponen del tiempo necesario para venir a nuestras actividades culturales, por eso tratamos de darles beneficios que los particulares no tienen y de promover las actividades un poco más en relación con el idioma.

¿Tienen alguna novedad para este año? Tenemos muchos proyectos en marcha con distintos partenaires, creo que es ahí en donde van a ocurrir todas las novedades, ya que intentamos desarrollar ideas nuevas y de alcance más global. En cuanto a las actividades, vamos a musicalizar el próximo vernissage con un DJ para crear un ambiente menos formal y atraer público joven. El cine es la gran innovación del año, como les comenté, estamos trabajando con los distribuidores para presentar películas en avant-première, y también, estamos tratando de conseguir películas que por ahora no se van a estrenar en Argentina. También estuvimos trabajando fuera de la Alianza, por ejemplo, con la Usina del Arte, con la exposición de afiches de Michel Bouvet (diseñador gráfico francés). Tenemos proyectos para conmemorar el centenario del nacimiento de Roland Barthes y de Edith Piaf. Y por último, estamos trabajando con el festival “El Cine Cocina”, organizando cenas con las recetas que se ven en la película. Este año, queremos presentar una exposición fotográfica culinaria en el marco de este festival.

 

Por Víctor Montoya y Celeste Gómez Foschi.